Tela para ropa, tipos y características, de la N a la V

Tela para ropa, tipos y características, de la N a la V

Si elegir la prenda de vestir que mejor nos sienta resulta a veces una tarea ardua, elegir la tela más adecuada para confeccionar cada prenda no es cuestión baladí para diseñadores y fabricantes, dada la gran variedad de tejidos existentes, sus características, temporada y clase de prenda.

Sucede, a menudo, que una prenda nos enamora a primera vista y la acabamos comprando sin saber muy bien porqué. La tela, sin duda, es uno de los primeros factores que nos atrae. Su textura, su color, la forma en que ha sido tejida, cortada y cosida también, aunque no nos demos cuenta, nos hacen decantarnos por uno u otro modelo en función, también, del uso que le vayamos a dar.
En éste nuestro segundo y último artículo sobre tipos de tela de ropa, retomamos la relación de las diferentes tipologías de tela utilizados para la confección de prendas de vestir, sobre todo, de mujer. Reanudamos nuestro listado en la letra N de ‘nailon’ para acabar con la V de ‘vichy’.

Nombre y características de la tela:

Nailon (nylon)

Tela de material sintético resistente a la abrasión y a la acción de químicos. Es elástica, fácil de lavar y de aspecto lustroso. Recupera su forma con facilidad, no es absorbente, seca rápido y admite algunos tipos de teñido. Se emplea en la fabricación de géneros de punto y tejidos diversos con los que se confeccionan calcetines, medias, leotardos, ropa interior y suéteres.

Organdí u organza

Tela blanca o teñida de colores pálidos de algodón muy liviana, fina y semi-transparente. A veces está bordada. Fabricada con hebras de alta torsión, buena rigidez temporal que se consigue con aprestos o rigidez permanente conseguida con químicos. Encoge si no está tratada. Se utiliza en lencería, blusas, vestidos, adornos o flores artificiales, cuellos, sombreros, etc.

Oxford

Fabricada con hilados de algodón 100% o mezclado con poliéster, es de las telas más conocidas y se reconoce fácilmente por el diferente espesor de sus hilos que confieren un típico aspecto ‘a puntitos’. Tiene dos versiones fundamentales: ‘pin oxford’ (más suave) y ‘royal oxford’(más fino). Se usa en la confección de camisas, sobre todo, pero también de chaquetas, faldas y ropa deportiva.

Pana

Tela gruesa de algodón, lana o mezcla de ambas, lisa o con hendiduras generalmente verticales. Su tacto es muy suave, casi aterciopelado. Resistente, aunque cuando pierde pelo se afea. Se usa principalmente en chaquetas y pantalones, pero también en camisas, gorras, etc.

Paño

Tela de lana muy densa y tupida, y con pelo tanto más corto cuanto más fino es el tejido. De textura suave se usa en chaquetas y abrigos.

Pata de gallo (estrellado)

Una tela de lana muy popular entre los aristócratas ingleses en los siglos XIX y XX. Se obtiene al alternar bandas de cuatro hilos claros con cuatro oscuros en un telar y proviene de la lana tejida de los Lowlands o Tierras Bajas escocesas. Un dibujo repetitivo de cuadros cortados forma estrellas de cuatro puntas. Aunque, originalmente en blanco y negro, se ha adaptado a otros colores, y se usa en faldas, vestidos, pantalones, camisas, chaquetas y abrigos.

Pelo de camello

Procedente del camello bactriano de dos jorobas, nativo de las estepas de Asia Oriental y Central. Dado que se trata de una fibra ‘premium’ por su escasez y calidad, generalmente se mezcla con lana para hacerlo más económico. De poco peso, suave y brillante es usado para la producción de sobretodos, trajes, abrigos, chaquetones, chaquetas, suéteres, guantes, gorros y bufandas. A veces se usa nailon con pelo de calidad virgen de camello en calcetería y otros productos de tejidos de punto, mientras que la mezcla camello y cachemira está dirigida a prendas de lujo.

Piqué

Tela de algodón propia de los polos. Con mayor o menor grosor se presenta también para camisas, aunque más rígido y tupido. Resulta fresco y transpirable debido al grosor de su hilo.

Plumeti

Tela, normalmente de tul, que lleva bordados unos pequeños topitos sobre ella. Muy utilizado en vestidos o complementos de novia y ropa de bebé, así como en camisas y elementos concretos como cuellos, medias, mitones, velos e incluso zapatos.

Polar

En imitación de la tela de lana, se compone de fibra textil 100% poliéster. Pesa poco en relación a lo que abriga. Sirve para todo tipo de ropa deportiva y de trabajo, para sudaderas, chalecos, chaquetas, chaquetones, gorros, mitones, guantes, etc.

Poliéster

Tela bastante liviana de fácil lavado que no se encoge ni se estira. Resistente a los productos químicos, moho, polillas y abrasión, no la afecta la luz solar ni el clima. Tiene la facilidad de ser mezclado con otros tipos de hilo como el nailon, algodón, viscosa o rayón para dar origen a tejidos de mayor calidad. Se usa en ropa de trabajo, camisas, pantalones, etc.

Pongee (habotai en japonés)

Originariamente, una tela de seda salvaje y ligera tejida a mano en China. Su variante técnica actual es una seda sintética fabricada en poliéster de bajo peso. Una tela liviana y delgada, utilizada para forro interior de una prenda. Ayuda a mejorar las condiciones interiores de blusas, vestidos y trajes de verano.

Popelina (poplin)

Tela delgada para la confección de camisas y blusas. Compuesta de 65% de poliéster y 35% de algodón se usa, principalmente, en prendas de vestir que tienen contacto directo con la piel. Su composición permeable favorece la transpiración. Dispone de un número doble de hilos en la urdimbre respecto a los de la trama, y se la da un acabado superficial conocido como mercerización que la hace mas luminosa.

Punto

Más allá de la fibra que se use, la tela se conforma de un solo hilo que haciendo bucles se entrelaza consigo mismo. Por ello tiene una elasticidad mayor que la de las telas planas. Existen distintos tipos de tela de punto. La básica es el ‘punto jersey’ o ‘punto de algodón’, de tacto suave y perfecta caída y elasticidad. Se usa, sobre todo, para crear camisetas, ropa deportiva y ropa infantil.

Quick-dry

Ideal para confeccionar camisetas y sudaderas deportivas. Esta tela 100% poliéster, tiene condición de respirabilidad, además de poseer un tratamiento químico de secado rápido. Muy fácil de lavar y cuidar.

Raso

Tela de seda suave, usualmente presenta una cara lustrosa y la otra deslucida. Se fabrica en diversos colores, pesos y calidades. Se usa para ropa interior, chaquetas, abrigos, capas y bufandas. También, en sombreros.

Rayón o viscosa

El rayón, la más común de la fibras artificiales, se elabora a partir de celulosa. El proceso de fabricación difiere según el procedimiento empleado y, en función de ello, recibe la denominación de rayón, viscosa, acetato de celulosa o Bemberg. La tela resultante, una seda artificial, suave, que acepta el teñido, pero que tiende a encogerse. Resiste temperaturas altas, aprestos y químicos. Se utilizan en ropa interior, blusas, vestidos, chaquetas, ropa de trabajo y ropa deportiva.

Satén

Comienza su vida como fibra de algodón o de lino. Luego son mercerizados para suavizar la tela y para que se cree el brillo. Mantiene extremadamente bien el color y es lustrosa al tacto y a la vista. Se usa en ropa interior fina, pijamas, vestidos, bufandas, etc.

Seda natural

Se fabrica con hilos devanados del capullo del gusano de seda. Se arruga fácilmente y es frágil, por lo tanto hay que tratarla con sumo cuidado. Mantiene el calor en invierno y es fresca en verano, se tiñe fácilmente y se pega al cuerpo. El agua puede dejarla marcas y se decolora si se expone mucho al sol. Se usa en kimonos, vestidos, faldas, tops, etc.

Seda salvaje (shantung)

Compuesta 100% de seda natura y formando pequeñas gotas. Disponible en varios colores, es idónea para vestidos de fiesta, cocktail, tops, faldas, etc.

Tafetán o batista

Plana con cordones. Tela delgada de seda sintética muy tupida y de superficie lustrosa. Su aspecto, no homogéneo, se debe a que la urdimbre es de hilos de colores diferentes. Resulta muy refinada. Se usa en blusas, vestidos, trajes y abrigos.

Tartán

O tela escocesa, es de lana o algodón, elaborada con hilos preteñidos (hilos teñidos antes de tejerse) y diseño geométrico secuencial, de líneas de colores y proporciones variadas que produce una apariencia final en forma de cuadros. Tanto para mujer como para caballero se usa en faldas, pantalones, leggins, blusas, vestidos formales e informales, corbatines, corbatas, fulares, blazers, medias, ropa interior, etc.

Terciopelo (velvet)

A mediados del s. XV, se trataba de una tela de seda. Actualmente, se puede hacer con rayón, algodón, acetato, nailon, restos de lana y mezclas de fibras, entre otros. Tiene el revés liso y el otro lado con pelos cortos y tupidos. Delicada, resistente al agua y no se arruga. Se limpia en seco y debe plancharse sobre tabla. El terciopelo de seda y rayón se usa con mayor frecuencia para vestidos de caída suave para la noche. Chalecos, faldas, americanas y abrigos se pueden hacer con terciopelo de algodón.

Tweed

Tela escocesa, normalmente, de lana virgen y diferentes calidades, con mezcla de hilos de colores. Fina, confortable, aislante y, sobre todo resistente que se usa para hacer ropa cómoda e informal como faldas, pantalones, chaquetas y abrigos.

Vellón (fleece)

Género de punto blando en el cual se introduce al tejido un hilo de pelo. Se fabrica de microfibras de poliéster o de poliamida, así como de lana virgen y con hasta un 50% de algodón. Para mantener el stretch del vellón, se utiliza adicionalmente elastina. Pobre en bolitas, resistente al frotar y al encogimiento y procura adicionalmente un transporte óptimo exterior de la humedad. Se usa en prendas de vestir de invierno (suéteres, chaquetas, jerséis, gorros y bufandas) y en el ámbito de la ropa de tiempo libre y funcional.

Velur (velour)

Tela de algodón 100% peinado, parecida a la felpa, de diferentes espesores. Muy suave se usa, principalmente, en vestidos.

Vichy

Tela fresca, normalmente, de algodón caracterizada por el dibujo de cuadritos o rayas continuas que lleva. Se fabrica en múltiples colores combinados de dos en dos siempre siendo uno de ellos el blanco, y con varios tamaños de cuadros y rayas. Se usa para vestidos, faldas y prendas infantiles.

Leave Comment