Ropa interior LoveStories, ecléctica, elegante y cómoda

Ropa interior LoveStories, ecléctica, elegante y cómoda

La ropa interior de la firma holandesa LoveStories es, al mismo tiempo, elegante, cómoda, deportiva y romántica. Sus exquisitas y llamativas braguitas y sujetadores están pensados como piezas individuales que se pueden mezclar y combinar, y para que, además, se puedan lucir exteriormente como cualquier otra prenda de ropa.

La ropa interior LoveStories es obra de la diseñadora de interiores y estilista de moda holandesa Marloes Hoedeman y nació, en 2014, fruto de su necesidad personal de encontrar lo que le gustaba en lencería. “La ropa interior siempre ha sido mi punto débil, pero en la mayoría de las tiendas nunca encontraba lo que me gustaba, porque no soy el tipo de chica que usa conjuntos o grandes sujetadores con relleno” -asegura Hoedeman- “Fundé LoveStories para satisfacer mi propia necesidad y la misma que podían tener otras chicas, y para crear ropa interior hermosa para todas”.

Después de trabajar durante más de siete años como interiorista, constituir LoveStories tan sólo le llevó a Marloes “dos horas y media”. Y es que, a pesar de carecer de un perfil técnico, “estoy muy acostumbrada a combinar tejidos y estampados, y mis trabajos anteriores me han hecho ver las cosas de todos los días de una manera nueva”, asegura. Eso sí, reconoce que, para llegar a conocer el mercado de la ropa interior, visitó una gran feria del sector. “Me hizo muy infeliz lo trasnochada que se presentaba la moda en lencería” -confiesa Hoedeman- “Pensé que la industria se había quedado dormida y que mi idea no estaba recogida aún en el certamen. ¡Guau! ¡Hagámoslo, entonces!”.

Marloes Hoedeman, diseñadora de interiores y estilista de moda, fundó la firma de ropa interior LoveStories para satisfacer su propia necesidad y crear lencería hermosa. © LoveStories

Ropa interior y exterior

La ropa interior de LoveStories destaca por convertirse en prendas de vestir exteriores, de ahí que, tal vez, esté más indicada para la ”mañana» que para la “noche”.  Ahora bien, la nota más característica de la firma holandesa es su fijación por mezclar y combinar, juntando diferentes estilos, materiales y colores, permitiéndonos crear nuestro propio estilo. Lo que nos propone LoveStories es que, cada mañana a la hora de vestirnos, en lugar de escoger del armario nuestra braguita favorita y nuestro sujetador preferido, esta elección nos venga resuelto desde la tienda.

Lejos de las telas y los colores de la ropa interior femenina tradicional, como el negro, el blanco y el nude o visón, LoveStories se atreve con materiales como el terciopelo liso, el ‘jacquard’, el ‘lurex’ o hilo de fibra metálica, la seda, las lentejuelas, los encajes de lujo y muchos más detalles con los que potenciar lo que somos y lo que nos hace sentirnos guapas. “Personalmente, me gustan los estampados de animales o tipográficos, las lentejuelas. En cambio, no suelo usar mucha joyería. Prefiero los mocasines. La comodidad es importante para mí”, confiesa Marloes Hoedeman.

La segunda de las señales distintivas de LoveStories es la forma de triángulo, que es la base de todas sus confecciones. “Encontraba particularmente molesto que cada vez que había dado con el sujetador perfecto y quería comprar otro unos meses más tarde, como se hace con los jeans favoritos, ya no estaba. No me gusta deshacerme de mis sujetadores predilectos. Quiero saber mi talla y comprar lo que me gusta, a sabiendas de que se ajusta”, explica Marloes. Por ello, también, la despreocupación y comodidad son el tercero de los pilare de LoveStories.

“Para nosotros, la ropa interior, los bañadores y, también, los ‘cubrimientos’ deberían ser como nuestros jeans gastados preferidos, lavados o no, rotos o no, pero que conservan la misma forma”, matiza Hoedeman. LoveStories apela a las mujeres que buscan ropa interior cómoda, elegante y con estilo y que pueda ser usada con facilidad, aminorando las complicaciones y el mucho tiempo que requiere probar cientos de patrones y acabados en pos de descubrir la prenda perfecta.

Los sujetadores y las braguitas de LoveStories están pensadas como prendas individuales que se pueden mezclar y combinar, son la falta de correspondencia perfecta. © LoveStories

De venta en multimarcas

En esta línea, LoveStories se vende en tiendas multimarca, como Inarkadia Bilbao, y en boutiques, junto con otras prendas de moda. En locales, donde los clientes también pueden comprar una falda o un nuevo pantalón, y completar así todo su estilismo. “Creo que es importante que, si alguien compra en un sitio un vestido, rápidamente se pueda hacer con la ropa interior que mejor le cuadre y con la que más cómoda se encuentre” -explica Marloes Hoedeman- “Como resultado, la ropa interior crece y se extiende al resto del guardarropa”.

Salvo en la confección, Marloes contribuye personalmente en todas las etapas de producción de LoveStories: concepto, diseño y merchandising. Cada nueva colección de la firma holandesa puede estar inspirada en un kimono o en un pañuelo bordado, por los cordones de unos zapatos o por una pintura de Matisse. Hoedeman encuentra sus fuentes de inspiración en explorar y viajar por el mundo, en el cine, en la literatura y en el arte, en diferentes revistas y en Pinterest. “Cada temporada se crea alrededor de una historia de fondo y es hermoso ver cómo esa historia vuelve a la vida durante la campaña de lanzamiento” -confiesa Marloes- “Soy interiorista y amo las sesiones de fotos“.

La firma holandesa LoveStories deja de lado las telas y los colores de la ropa interior femenina tradicional y se decanta por el terciopelo, el ‘jaquard’, la seda, las lentejuelas, los estampados animales o tipográficos, etc. © LoveStories

Un riesgo caro

Nunca he recortado el presupuesto de algunas cosas: la calidad de las telas que utilizamos, el packaging, la fotografía promocional y el estilo de nuestras tiendas. Todo ello da lugar a la experiencia única e íntima LoveStories” -explica Hoedeman- “Por supuesto, que es un riesgo caro. Pero, incluso hoy en día, nos beneficiamos de nuestro primer ‘lookbook’ editorial. Fue una decisión inteligente invertir en nuestra primera carpeta de trabajo”.

LoveStories cuenta, apenas pasados 24 meses, con más de 50 puntos de venta en los Países Bajos y, a través de una red de agentes, con otros 300 repartidos por todo el Planeta. “Queremos abrir varias nuevas boutiques en Lille, París, Copenhague, Londres y Sydney. Y por otra parte, estamos diversificando las colecciones y las áreas de negocio con productos que rodean al dormitorio, tales como ropa de cama, velas perfumadas, etc. Incluso me gustaría abrir un ‘bed and breakfast’ algún día”, fantasea Marloes Hoedeman.

De hecho, este verano LoveStories ha comenzado con los bikinis y bañadores, y ha trabajado intensamente en la líneas de zapatillas y perfumes. Prendas de baño y complementos que vienen a sumarse sujetadores y braguitas, pijamas estilo caballero, camisas de terciopelo de gran tamaño, monos y vestidos delicados, antifaces para dormir y calcetines peculiares. En definitiva, «una combinación de productos de alta calidad, con cierto aire retro, combinados con un precio asequible”, enfatiza Marloes.

¿Qué aún no conoces la ropa interior de Love Stories? Pásate por Inarkadia Bilbao y echa un vistazo a los sujetadores y braguitas de la firma holandesa, una marca en auge que no fija su objetivo en un cuerpo perfecto o el conjunto perfecto, sino en la falta de correspondencia perfecta. ¡Verás cómo te gusta!

El triángulo es la forma básica de los sujetadores y braguitas de la marca de ropa interior LoveStories, una patrón simple que se adapta bien y facilita una buena sujeción, lo que redunda en comodidad. © LoveStories

Leave Comment